Copyright Info

sábado, 29 de octubre de 2011

Se abre el telón


[aplausos...]
.
Ya les escucha. Son ellos y son muchos. Por lo visto hoy ha venido más gente de lo normal. ¿Preparada? Coge aire... Se abre el telón. Esta es su función. Ella y su vida.
Sabe actuar perfectamente, cuando quiere se pone la máscara, cuando le interesa hace llorar al público, y cuando le apetece pasar desapercibida se esconde tras las cortinas.
Y entonces, a alguien del público de la por subirse al escenario, le quita la máscara y le mira fijamente a los ojos.
.
¿Ahora qué valiente? ¿Vas a ser capaz de bajar del escenario? ¿De ignorar al público?.
Nunca en su vida habían parado su función... Se cierra el telón.
.
[aplausos...]

jueves, 27 de octubre de 2011

La noche


Me despierto de golpe. Me gusta mi camisa, blanca, arrugada y muy larga. Puedo escuchar cómo llueve, -me encanta escuchar las gotas cuando sé que las calles estarán mojadas. No tengo sueño-. Con dificultad bajo de la cama, me frego los ojos y hago el intento de encender la luz. Intento fallido. Me muevo entre la oscuridad y voy medio moribunda a sentarme en el escritorio, -mejor enciendo la lámpara más pequeña de la habitación-, y también encenderé un cigarro.
.
Exprimo la colilla y absorbo el humo. La cajetilla aún está bastante llena. Sigue lloviendo, pero no importa, me relaja. -aún no sé por qué me he despertado,últimamente me desvelo por la noche y me pongo a pensar en no se qué, anclándome en la silla-, me pongo a escuchar la canción de aerosmith ''Ain't That a Bich'', aunque sólo me gusta hasta el minuto 1:26.
.
La mente en blanco, rojo y negro. No me entra el sueño. -ahora la guitarra y... pum! la batería-, pasan minutos, cigarros retorcidos en el cenicero, parpadeos, suspiros y recuerdos fugaces.
.
[...]
Ya han pasado dos horas. Ni me he dado cuenta de cuando ha parado de llover. El sol poco a poco va descubriendo otro día, -otro día más-, y con ello me pregunto con quién hablaré hoy, a quién voy a sonreír, que voy a comer al mediodía.
La luz pasa a través de las rejillas de la persiana, y se me aclaran los ojos con molestia.
Vuelvo a fregarme los ojos.
.
"El mundo por ahora tendrá que esperar, aún no quiero despertarme.."

Tú, ese espejo y la locura



Pues aquí me encuentro, sentada, aburrida de las mismas caladas y mismo sofá.
Intentando pensar en hacer algo productivo, pero cuando no sale, no te preocupes: no sale.
Y veo los cascos y el reproductor encima de la mesa, y me da lo de siempre, intentar no dejar escapar un buen rato.
Cuando me doy cuenta estamos yo, el espejo y un playback muy logrado de alguna canción de las miles que hay en ese cacharro. Me imagino en un escenario, o bailando una coreografía impecable, emocionando a esos espectadores y a algunas caras reconocibles. Gritos por aquí, gritos por allá.. La anedralina ya empieza a recorrerte.
Te miras y paras en seco. ¿Me estoy volviendo loca? ¿Qué estoy haciendo?
Bueno, pensándolo mejor, la locura es una de las pocas cosas que algunos pocos tienen la suerte de tener.
Y sigo a lo mío, escoba por aquí, el cigarro olvidado en la estantería por allá...
[...]
"Si en realidad estos momentos son los mejores del día..."