Copyright Info

viernes, 13 de marzo de 2015

Ya no me acuerdo

Ya no me acuerdo. Tanto.
Cuando parecía que yo nunca,
resultaba ser sí de golpe.

Pensaba que era mucho más tiempo.

Resulta ser que no hace falta.
Y eso es bueno.

P~

sábado, 14 de febrero de 2015

Cuatro días en Londres. How to enjoy London.

Viajar, salir de tu zona de confort. Aclarar las ideas, despejar la mente. Disfrutar, descubrir, dejarse llevar. Siempre he sentido mucha admiración por aquellas personas que dejan atrás muchas cosas y se tiran a la piscina sin pensárselo a la hora de ver mundo. En plan locura, sin pensar. Haciendo lo que realmente sienten. Siendo conscientes de la gran cantidad de mundo que hay y el poco tiempo del cual disponemos. Esas personas que se retan a sí mismas y disfrutan cómo niños haciendo camino.
Yo en un futuro pienso hacer lo mismo, cogeré mi mochila e iré a ver mundo. Es algo que todo el mundo debería hacer, aunque sea una vez en su vida.

Tuve el placer de cómo no, otra vez más, coger la maleta con mi mejor amiga y hacer una escapadita, esta vez a Londres, dónde además nos reencontramos con unos amigos que se fueron a vivir allí hace un tiempo. Fue un viaje un poco loco pero bonito y especial a la vez. Pudimos ver muchísimas cosas en cuestión de pocas horas. Os dejaré un vídeo para que os hagáis una pequeña idea de lo que hablo. ¡Espero que os guste!



-Cuando salía el sol esa mañana me di cuenta de muchas cosas. Normalmente las suelo pensar cada día al levantar la persiana del comedor de casa mientras veo el horizonte a lo lejos cruzándose con el mar. 
Aunque durante esas horas lejos de casa, las preguntas turbias que me hacía días atrás, se mostraban mucho más claras esta vez. Salir de la zona de confort te abre la mente, te hace pensar con más claridad e instinto. Porque al fin y al cabo se trata de eso: seguir el instinto. Esforzarse y seguirlo. Ir descartando todo aquello que no te hace feliz e ir en busca de aquello que sabes que va a atraerte con más fuerza. Y todo esto sin perder la esencia de uno mismo, actuando siempre acorde a lo que uno siente. En definitiva, vivir. Vivir sin miedo.-

Paula


PD: En cuánto al trip...

Ha estado genial. Lo hemos aprovechado al máximo. La verdad es que no lo pudimos aprovechar mejor. Gracias a nuestras queridas Oyster (tarjetas recargables de tren+metro+bus imprescindibles para moverse) y unas buenas piernas pudimos ver gran parte de la ciudad. 
Como alojamiento nos decantamos por compartir habitación en un albergue con tres chicos más. El precio es bastante económico, y total, sólo las usábamos para dormir cinco o seis horas diarias. Nosotras fuimos a Smart Hyde Park View, muy céntrico, al lado de las cosas importantes que ver, a penas a pocos minutos en metro.

Haré una breve enumeración de lo esencial por ver en esta bonita ciudad:

Deberías ver:
-Hyde Park & Speakers' Corner
-Green Park & Buckingham Palace
-Piccadilly Circus
-The National Gallery
-The British Museum
-Brixton
-Camden Town
-The Queen's Walk
-The Tower Bridge
-Hamleys

Nightlife in London:
-Electric Brixton
-Zoo Bar
-Studio 338


Os dejo algunas fotos que hice durante el viaje. Hope you like it!





sábado, 27 de diciembre de 2014

Serendipia

Probablemente algunos ya la conocéis; la Serendipia. Más habitualmente dicha como "suerte" o "chiripa". Vendría a ser como un descubrimiento inesperado y afortunado cuando uno busca otra cosa distinta. En el término científico por ejemplo, la Penicilina fue una serendipia, dado que se descubrió por accidente. En fin, no me enrollo más. 
Hay que fijarse más en las cosas que nos rodean, en la parte más buena de cada una de ellas. En esas pequeñas Serendipias. Girar de golpe unas cartas que creías perdidas, recibir otras de nuevas, aventurarte a aquello que te hace sentir vivo, que te hace sentir especialmente feliz. Hacer caso a esos momentos que muchas veces, sin darnos cuenta, menospreciamos. 

Os dejo  un vídeo que he terminado hace apenas dos días. Un vídeo en el que me he divertido mucho con gente estupenda. Gente que hace de tus momentos, serendipias
Porque también somos eso, trocitos de personas. 

Os dejo aquí el enlace:
https://www.youtube.com/watch?v=HFeG8QSfOxk



"Porque hay momentos en los que se ve borroso, en los que dudas y no das todo de ti. Pero lo bueno es que esos momentos sirven a la vez, para ver más claro y vivir con más intensidad todo aquello que muchas veces es invisible a los ojos."


Paula

martes, 21 de octubre de 2014

Desvanecer

Suena https://www.youtube.com/watch?v=gDNMb0q_xTY

"Esto va por todos aquellos que son tan valientes de coger a la verdad por los cuernos, 
y que sin pensárselo dos veces, ponen tanto en todos esos instantes. 
Y que jamás dejen de hacerlo. Porque no hay cosa más bonita que tener en armonía los
hechos que definen quién eres, con lo que realmente sientes."

...

Nunca supe por dónde empezar contigo.
Nunca había pensado que el dolor fuera a meterse tan dentro de mí.
Que la incertidumbre y la busca desmesurada de una respuesta me cegaran hasta tal punto,
de dejar mi felicidad a un lado.
Ese silencio acabó despertándome. Cielo, la sensación que sentí fue semejante a la de un
cubo de agua fría. Muy fría. Sí, ya sabes, de esos que te hacen sentir más vivo que nunca.  

Pero... pero, a veces hay que pasar por estos tramos.
Y sí, cuando te pilla desprevenido sucumbe más.
Te agita de arriba abajo, te hace temblar e incluso desconfiar de ti mismo. 
-Eso me hace comprender muchas cosas.- Pero me aferro a que ese dolor desvanecerá. 
Sin plantearme si quiera si tarde o temprano. 
Y es que hoy estoy aquí... aunque quién sabe dónde esté mañana.

Mamá, tienes razón; hay que saber aprender de todo y confiar en que el tiempo
es sólo cuestión de tiempo. Y que yo juego un papel muy importante en todo esto. 
Aunque yo ahora... no lo quiera ver porque duela tanto. Asimilar nunca ha sido tarea fácil. 
Nunca lo ha sido. Porque cuando quieres con tanta fuerza y pones tanto en algo... duele mucho 
más de la cuenta; aunque eso no implique que dejemos de hacerlo en un futuro (aunque sea esa exactamente, la incómoda sensación que se quede.)

Esos momentos... 
Que sabemos (tú y yo)

Esos instantes. Las circunstancias. Ese último trance y tus ojos junto a él. 
Cada uno de esos segundos. Con sus correspondientes escalofríos, subidas y bajadas. 
Empezando por comprender el valor de una mirada, pasando por conocer el precio del
tiempo y acabando por saber poner punto final a aquello que nos hace daño. Ser valiente.
Cada vez que todas esas imágenes grabadas y tan detalladas pasan por mi mente (incontables las veces), una parte de mí... me dice que me quede tranquila; porque siempre he hecho lo que he
sentido (costara lo que costara). Tú más que nadie lo sabe. 
Y eso... no me lo va a poder quitar nadie jamás. 

Y al final llega. Llega el inevitable capítulo en el que sin saber cómo, ni cuando, te enfrentas a una verdad incuestionable que no puede disfrazarse de ninguna de las maneras. Ni si quiera con tus palabras. Y entonces... ¡Plop! La burbuja explota. 

¿Cómo podías ser capaz de pensar en blanco y decir negro con tanta facilidad? 

Ojalá hubieras mirado al miedo de frente y a los ojos. De veras, ojalá. 
A veces el que arriesga no pierde nada. Y otras, aun así perdiendo, también se gana.
Voy a acordarme de ti toda la vida. 
¿Pero sabes qué...?
Que vivir es ser más fuerte que lo que te ha vencido. 
Que el amor merezca la alegría y no la pena. 


"Por todos esos momentos... que nos dejan sin aliento."



P.


lunes, 8 de septiembre de 2014


[ Ella quería gritarlo a los cuatro vientos. Y pensaba que quizá, si él fuera él, gritarían los dos.
Se creaban vacíos intermitentes que sólo creaban inseguridades. Y empezaba a saber que cuando uno se silencia, deja de ser. Y cuando uno deja de ser... Todo cambia. ]

Pequeñas cosas


No hace falta hacer cosas tan grandes. A veces es más sencillo de lo que crees.
Pensar más de la cuenta y darle mil vueltas a todo. ¿Para qué? 
¿Para contaminar más la esencia de lo puro?
Cuando empieces a dejar que todo fluya, a no pensar tanto en lo que pueda pasar... 

Empezarás a hacer. A sentir. Disfrutar. Y a ser feliz.
A ser uno mismo y a darte cuenta de que es mejor hablar 
de soluciones cuando sólo sea necesario.
No antes.
Porque entonces...

Te olvidas de ser.
De sentir.

Dejas de disfrutar de los momentos.
De vivir.

Hacen falta esas cosas pequeñas.
No impacientarse demasiado si lo que queremos que llegue tarda un
poquito más. Porque todo pasa por algo y el que te amoldes a ello depende sólo de ti.
La actitud. Las ganas. La paciencia. El esfuerzo. La recompensa.

Y el día que dejemos de analizar tanto todo y sepamos disfrutar... entonces... todo será 
como tenga que ser. 

Esas pequeñas cosas... que necesitamos, de vez en cuando.
Que llenan. Que ensanchan. Que enamoran.








lunes, 16 de junio de 2014

Lo que despierta

Creo que lo más bonito de ese sentimiento en cuestión, es cuando evoluciona y se desarrolla.
También creo que pocas personas se salvan de tener un conflicto emocional cuando se piensa en si
esta sensación tan bella que hace que veas el mundo de otro color durará siempre, que pueda dar pánico pensar que se pueda perder.
Aun así...
Creo que el amor más bonito y verdadero es el que evoluciona y  hace que sientas seguridad al lado de
esa persona; porque comprendes que la mayor fidelidad es la que te debes a ti mismo por lo que esa persona despierta en ti.
Creo que es por eso por lo que definitivamente debemos luchar.