Copyright Info

martes, 21 de octubre de 2014

Desvanecer

Suena https://www.youtube.com/watch?v=gDNMb0q_xTY

"Esto va por todos aquellos que son tan valientes de coger a la verdad por los cuernos, 
y que sin pensárselo dos veces, ponen tanto en todos esos instantes. 
Y que jamás dejen de hacerlo. Porque no hay cosa más bonita que tener en armonía los
hechos que definen quién eres, con lo que realmente sientes."

...

Nunca supe por dónde empezar contigo.
Nunca había pensado que el dolor fuera a meterse tan dentro de mí.
Que la incertidumbre y la busca desmesurada de una respuesta me cegaran hasta tal punto,
de dejar mi felicidad a un lado.
Ese silencio acabó despertándome. Cielo, la sensación que sentí fue semejante a la de un
cubo de agua fría. Muy fría. Sí, ya sabes, de esos que te hacen sentir más vivo que nunca.  

Pero... pero, a veces hay que pasar por estos tramos.
Y sí, cuando te pilla desprevenido sucumbe más.
Te agita de arriba abajo, te hace temblar e incluso desconfiar de ti mismo. 
-Eso me hace comprender muchas cosas.- Pero me aferro a que ese dolor desvanecerá. 
Sin plantearme si quiera si tarde o temprano. 
Y es que hoy estoy aquí... aunque quién sabe dónde esté mañana.

Mamá, tienes razón; hay que saber aprender de todo y confiar en que el tiempo
es sólo cuestión de tiempo. Y que yo juego un papel muy importante en todo esto. 
Aunque yo ahora... no lo quiera ver porque duela tanto. Asimilar nunca ha sido tarea fácil. 
Nunca lo ha sido. Porque cuando quieres con tanta fuerza y pones tanto en algo... duele mucho 
más de la cuenta; aunque eso no implique que dejemos de hacerlo en un futuro (aunque sea esa exactamente, la incómoda sensación que se quede.)

Esos momentos... 
Que sabemos (tú y yo)

Esos instantes. Las circunstancias. Ese último trance y tus ojos junto a él. 
Cada uno de esos segundos. Con sus correspondientes escalofríos, subidas y bajadas. 
Empezando por comprender el valor de una mirada, pasando por conocer el precio del
tiempo y acabando por saber poner punto final a aquello que nos hace daño. Ser valiente.
Cada vez que todas esas imágenes grabadas y tan detalladas pasan por mi mente (incontables las veces), una parte de mí... me dice que me quede tranquila; porque siempre he hecho lo que he
sentido (costara lo que costara). Tú más que nadie lo sabe. 
Y eso... no me lo va a poder quitar nadie jamás. 

Y al final llega. Llega el inevitable capítulo en el que sin saber cómo, ni cuando, te enfrentas a una verdad incuestionable que no puede disfrazarse de ninguna de las maneras. Ni si quiera con tus palabras. Y entonces... ¡Plop! La burbuja explota. 

¿Cómo podías ser capaz de pensar en blanco y decir negro con tanta facilidad? 

Ojalá hubieras mirado al miedo de frente y a los ojos. De veras, ojalá. 
A veces el que arriesga no pierde nada. Y otras, aun así perdiendo, también se gana.
Voy a acordarme de ti toda la vida. 
¿Pero sabes qué...?
Que vivir es ser más fuerte que lo que te ha vencido. 
Que el amor merezca la alegría y no la pena. 


"Por todos esos momentos... que nos dejan sin aliento."



P.