Copyright Info

jueves, 3 de noviembre de 2011

La pulpa y mis dudas







Qué frío que debe hacer fuera. El color grisáceo y el silencio inundan las calles, y eso me gusta. Me gusta el frío, la chaqueta, botas, bufanda y nariz roja. Inspirar, expirar y ver cómo el vaho sale fuera y se deja ver. Cómo uno se encoge en el jersei y pasa frío cuando trata de encenderse un cigarrillo, aunque a mí por muy raro que parezca, fumar me quite ese helor.
. En casa no hace frío, está la chimenea encendida, ofreciendo un ambiente muy acojedor. Se pueden escuchar los troncos crepitando, convirtiéndose en ceniza muy lentamente. Cada día a la misma hora me hago un zumo de naranja natural. Enchufo el exprimidor, parto la naranja en dos (media naranja, qué irónico), y dejo que la máquina haga el resto. La pulpa poco a poco va acumulándose en las rejillas de plástico. Cuántas preguntas sin respuesta aún, cuánta pulpa acumulada... Voy haciendo un montoncito en la encimera de los estropicios de la naranja, y de mis malditas dudas. Pero, cómo de costumbre acabo cogiendo todo ese montón y lo tiro a la basura; lo aparto de mi vista. No quiero un zumo con pulpa, no quiero más temores.



. Aunque... tengo un pequeño problema, y es que para resolver esas dudas tendré que empezar por beberme ese jodido zumo con toda la pulpa.

martes, 1 de noviembre de 2011

No me gustan


No me gustan los relojes. El sonido de las agujas me pone nerviosa.
No me gusta llevar relojes, el tiempo sino pasa más lento y va en mi contra.
Porque cuando el tiempo pasa más rápido el reloj te estropea el momento. Por su culpa llego siempre puntual a las clases. Porque el reloj es una excusa para ser puntual.
Ojalá el tiempo tuviera cuenta atrás.. ni siquiera parapadearíamos para no perdernos ni una milésima de segundo. Todos nos daríamos prisa, pero no para llegar a alguna reunión, sino para aprovechar todos y cada uno de los minutos que quedan.
.
[Tic, tac, tic tac...]